Saltar al contenido

Procesador de alimentos

procesador de alimentos

¡Procesador de alimentos, tu mejor aliado en la cocina!

¿Necesitas un electrodoméstico que agilice tu tiempo mientras cocinas? ¡Te tenemos tu mejor aliado! El procesador de alimentos hará por ti lo que no deseas hacer. Este utensilio no cocina, pero es altamente capacitado para triturar, rallar, rebanar, batir, laminar y amasar. Si bien es cierto, esto lo podemos realizar con un cuchillo, tenedor, entre otros, pero todo el tiempo que gastarás manipulando un cuchillo, lo ahorrarás teniendo en tus manos los mejores procesadores de alimentos. De verdad es un utensilio muy eficaz y te lo recomendamos con los ojos cerrados. ¡No te pierdas sus maravillosos beneficios, opta ya tu procesador de alimentos!

¿Qué es un procesador de alimentos?

Se trata del electrodoméstico más genérico y útil del mercado en cuanto a la cocina, de tamaño medio, cuya silueta es similar a una típica batidora, a diferencia de estas, el procesador es autónomo, independiente y versátil, y se puede manipular para gran cantidad de tareas. ¡Ideal para hacer tus mejores platillos!

Es de suma importancia que conozcas cada uno de los componentes de un procesador, para que lo tengas en cuenta a la hora de elegir entre uno y otro.

  1. Mecanismo de motor con selector de programas.
  2. Juego de bandejas con diferentes capacidades que encajan una el interior de otra.
  3. Juego de accesorios específicos para cortar y triturar, laminar, rallar, batir y amasar.

 

Precio procesador de alimentos

El procesador de alimentos te proporciona increíbles funciones ¡conócelas!

Este maravilloso instrumento actúa como tu mejor aliado en la cocina, dado que realiza las tareas más monótonas que deseamos realizar, de una manera más sencilla.

Gracias a estas funciones trocear las verduras dejará de ser un engorroso trabajo y rayar el pan no supondrá ningún gasto de energía, y tiempo, el cual en la actualidad vivimos en un mundo muy agitado y todo debe ser realizado lo más rápido posible.

¡Que magnifico es tener un procesador de alimentos! Pues, La máquina procesa los ingredientes y tú como cocinero los pones al punto para culminar la cocción y presentarlos en la mesa. ¿Se te ocurre otra forma más rápida de cocinar sin perder el control de dejar listos los pequeños aliños para tu comida? Te aseguro que no.

Ventajas que adquirirás si optas ya por tu mejor procesador de alimentos

  1. Ahorrarás tiempo que pudieses invertir haciendo otras actividades, olvidando las tareas culinarias que a veces suelen ser muy engorrosas en cuanto a las horas para el desarrollo de un plato exquisito.
  2. No tendrás que realizar labores de cocina, el procesador posee los diversos programas y accesorios que permiten reconocer cuando se desea triturar o picar, mezclar y emulsionar los ingredientes.
  3. Si estas apurado o acabas de llegar a tu casa y quieres preparar un delicioso puré o una salsa, tu solo elige los ingredientes y el procesador se encargará de todo lo demás.
  4. No tendrás que andar limpiando la mesa o recogiendo los restos de ingredientes desperdiciados, ellos se cierran herméticamente y realizan el trabajo dentro del recipiente sin dejar que se derrame todo el contenido.
  5. Comerás más sano, dado que las recetas se ejecutarán más rápido, y dejarás de consumir comidas rápidas o frituras que causan múltiples patologías.

Ofertas de modelos de procesador de alimentos

Ver más ofertas

Características que deberás valorar antes de comprar un procesador de alimentos

¿El procesador de alimentos hará mi vida más fácil? ¡Claro que sí! Podrás dedicarle más tiempo a tus hobbies, cosa que no realizarás si no posees un gran artículo como este, sin embargo, la única inconveniencia es tener el conocimiento de cual vamos a adquirir, teniendo siempre claro que deberá ser uno de buena calidad y económico.

Te proporcionamos las características principales de un procesador para descubrir de este modo los mejores del mercado actual.

Peso y dimensiones.

Algunos de los procesadores pueden superar los cinco kilos, mientras que otros apenas alcanzan al kilo. La estructura del procesador condicionará la posibilidad de medir la cantidad de alimentos adecuados y la posibilidad de trasladarlo con más facilidad de un lugar a otro. A mayor peso, mayor dimensión y mayor capacidad de recipiente, y será más arduo de transportar.

La capacidad del recipiente es la característica más notable y es el primer aspecto a considerar antes de optar un procesador. Si vives con una pareja será suficiente optar uno de un litro, si por el contrario vives con una familia bastante numerosa, deberás adquirir uno con una capacidad de volumen doble.

Seguridad

La seguridad es un aspecto indispensable para estos electrodomésticos, y más cuando tenemos pequeños en nuestro hogar. Es indispensable que esté bien sujeto a la base, que no se deslice y que disponga de un cierre hermético, además, el procesador debe proporcionar esa seguridad de que los componentes estén totalmente sellados, antes de iniciar la ejecución de la tarea.

Higiene y ruido.

En cuanto a esto debes comprobar que no realice ruidos perturbadores, si hay niños pequeños o bebés en casa, esto será un factor a tener en cuenta y habrá que optar por el electrodoméstico que no sea arduo de tolerar.

Ten en cuenta la limpieza del procesador, aunque sea fácil de realizar se debe tener un buen aseo con esta pieza, asimismo, debes optar uno elaborado de acero inoxidable, sino estás haciendo un gasto innecesario.

Panel de control y velocidades.

El procesador trabaja a múltiples velocidades dependiendo de la tarea que vamos a realizar. Cuanto más botones, mecanismos y pantallas tenga el procesador, más trabajos han de manipular. Imprescindible es contar con los botones de encendido y apagado para que podamos parar el proceso en cualquier momento. Si tiene un temporizador, ganaremos mucho en versatilidad.

Antes de elegir un procesador nos debemos preguntar ¿cuantas tareas podrá realizar la maquina? Pues bien, todo dependerá del número de accesorios que posea. Cuantos más tenga, mejor será el electrodoméstico.

El elemento esencial de todo procesador son las cuchillas y la apariencia de las mismas influye en su función. Existen cuchillas que son exclusivas para picar o cortar en corte de julianas.

Dentro de los posibles accesorios que puedes adquirir te proporcionamos una breve lista:

  1. Discos preparados para rallar queso.
  2. Discos preparados para rebanar ingredientes.
  3. Paletas rectas indicadas para amasar.
  4. Paletas largas idóneas para batir huevos.
  5. Exprimidores o espátulas.

En fin, los accesorios son la característica más relevante de este electrodoméstico, dependiendo del uso que se le vaya a dar, tendrás que optar por un modelo más o menos sofisticado.

¡Múltiples delicias que podrás realizar con tu procesador de alimentos!

¡Que delicioso es contar con un electrodoméstico tan ágil! Podrás realizar todas las siguientes delicias mientras tengas en tus manos el mejor dispositivo.

  1. Rallar y filetear instantáneamente todos los vegetales que más deseemos para realizar una rica ensalada.
  2. Picar alimentos o frutos secos, hasta desmenuzarlos para hacer una salsa, como puede ser un pesto o unas hamburguesas de arroz y avena.
  3. Picar o triturar granos para realiza trufas, barras de cereales o galletas.
  4. Sin nada de esfuerzo podrás montar claras a punto de nieve o una nata montada.
  5. Gracias al diámetro que posee puedes triturar cualquier fruto hasta conseguir una textura untuosa, logrando hacer cualquier manteca que imagines, ya sea una de nueces casera o incluso una de coco.
  6. Podrás realizar numerosos helados solo con poner en el molde futras congeladas hasta conseguir la consistencia del helado.
  7. Realizarás tu mejor mermelada al colocar tu fruto seco preferido y un zumo exquisito, para disfrutar una deliciosa mermelada otoñal.
  8. Si amasamos con el procesador las masas de pan, quedarán perfectamente aislada de “grumitos” que se pudiese conseguir si se realiza a mano.

¡Invierte un poco más, para ahorrar mucho!

El procesador es un ayudante indispensable en las tareas que no deseamos realizar. Se trata de un utensilio que aporta confianza, utilidad, efectividad, y su prestigio va aumentando a medida que pasa el tiempo.

Cabe destacar que este utensilio supone ser una gran compra, porque a corto y largo plazo permitirá realizar múltiples tareas gastronómicas, ganando más tiempo para realizar otra tarea.

Este procesador de alimentos posee múltiples precios de acuerdo a la tienda en donde lo compremos y dependiendo de las funciones que desempeñe. Aunque sea un electrodoméstico que no tiene precio fijo, se deberá invertir más dinero, para tener el producto más innovador con las mejores características. Si bien es cierto, esto supondrá una inversión de dinero, pero los beneficios que te proporcionan te ahorrará ese trabajo que no deseas realizar.

Desencántate por todas esas campañas publicitarias que te ofrecen procesadores de plásticos, pues no son los más recomendables ni ofrecen las mismas características que uno de acero inoxidable, adicionalmente, debes tener en cuenta que al comprar un electrodoméstico que no posee las condiciones óptimas para ejecutar las diversas tareas, lo que lograrás es que tu inversión sea doble, o que te desilusiones del aparato, es por ello que lo más recomendable es invertir más dinero y ahorrar mucho más tiempo en tus tareas.

¡Qué esperas para optar por tu procesador de alimentos de buena calidad!