Saltar al contenido

Las ventajas del robot de cocina

ventajas del robot de cocina
El ritmo de vida tan acelerado y exigente que tenemos hoy en día hace del robot de cocina un aliado ideal.

Desde que en los años 60 del siglo XX salieran al mercado los primeros modelos, miles de personas en todo el mundo han podido experimentar las ventajas del robot de cocina. Esta maravilla de la técnica está a punto de cumplir sesenta años y se encuentra en un momento excelente. Son muchas las razones de su éxito y las soluciones que nos ofrece ante nuestro ritmo de vida acelerado y exigente.

¿Qué es un robot de cocina?

A estas alturas, es de esperar que nadie se esté imaginando a un androide con un gorro de chef y manejando cazuelas.

Eso lo dejamos para un futuro un poquito más lejano. De momento, el robot de cocina es un electrodoméstico muy polivalente que se utiliza para realizar tareas relacionadas con la preparación de alimentos, sobre todo aquellas más repetitivas, como:

– cortar verduras

– picar alimentos

– rallar queso

– preparar cremas y purés

– hacer salsas

– mezclar y amasar

– preparar zumos y helados

– hacer batidos, smoothies y similares

Y muchas más.

En resumen, se trata de un ayudante de cocina ideal porque hace su trabajo muy bien, durante muchas horas y siempre cumple puntualmente con lo que se le dice. Es muy apreciado por personas que tienen poco tiempo para cocinar (o no saben mucho) pero desean llevar una alimentación casera y saludable.

¿Qué ventajas tiene comprar un robot de cocina?

Las ventajas del robot de cocina son numerosas y muy variadas::

– Contribuye a que tengamos una cocina más ordenada y con menos accesorios. Gracias a la multitud de tareas que es capaz de desempeñar, el robot nos permite prescindir de la licuadora, la batidora, la heladera y muchos otros electrodomésticos.

– Es fácil de manejar y no requiere que hagamos un gran esfuerzo.

– Nos permite atender otros asuntos mientras él realiza su tarea.

– Favorece la preparación de platos variados cada día.

– Las salsas y la bechamel quedan perfectas, finas y sin grumos.

– Facilita mucho la tarea a quien decide hacer pan casero.

Nos ahorra tiempo porque puede elaborar comidas por sí solo o ayudarnos a ir preparando un alimento mientras nosotros nos centramos en otro.

¿En qué debemos fijarnos al comprar un robot de cocina?

Sobre todo, tenemos que mirar con detalle estos elementos:

La capacidad: normalmente está entre uno y cuatro litros.

Los depósitos: para zumo y para pulpa.

Los accesorios: sobre todo, deben ser útiles y poderse limpiar fácilmente.

Facilidad para el desmonte y limpieza: cuanto menos nos cueste, más nos animaremos a cocinar con él.

La seguridad: no debe presentar ningún riesgo para los niños.

La potencia: es clave para cocinar con rapidez y para elaborar grandes cantidades de alimento.

¿Para quién es recomendable un robot de cocina?

Realmente es útil para todo el mundo, nos ayuda con las tareas más pesadas, nos hace ganar tiempo y nos ayuda a cuidar mejor nuestra alimentación. Comprarlo puede ser una inversión importante para una familia, pero vistas las ventajas del robot de cocina, a la larga merece mucho la pena. ¿Estás listo para subir de nivel en tu cocina?